Abril 2020

La época actual es sombría, cambiante, exigente; tal vez sea también el comienzo de transformaciones indispensables. Transcribimos aquí el bello artículo de Libreria Stendhal, la librería francesa de Roma.



Los invitamos también a visitar los sitios internet de la Alliance française y el Réservoir des livres numériques libres de la Académie de Toulouse.

Tras el anuncio del Presidente del Consejo Giuseppe Conte de que había fijado la fecha de reapertura de las librerías el martes 14 de marzo, decidimos, dada la situación sanitaria del país y con el fin de respetar la seguridad de todos, no abrir al público.

Esta decisión no fue fácil de tomar. La situación económica de la librería es, y sigue siendo, dramática. La facturación de marzo ha caído un 80% y la de abril se espera que sea cero. Tenemos gastos fijos que son altos y no pueden ser extendidos. No tenemos liquidez y la ayuda financiera anunciada aún no ha llegado. Sin embargo, sólo cubrirán, en el mejor de los casos, 10 días de cierre.

Nos encanta nuestro trabajo y tenemos prisa por poner en marcha la librería de nuevo, pero nos negamos a hacerlo en las condiciones actuales.

Recordemos, de hecho, que..:

1/ El decreto del 14 de abril no da indicaciones claras sobre la seguridad sanitaria. Hay una falta de información adecuada tanto sobre cómo proceder con la higienización de los espacios como sobre las distancias de seguridad que deben mantenerse en un lugar con estantes estrechos. Además, no está claro cómo trasladar a los clientes que viven lejos o a nuestro equipo de trabajo en condiciones seguras.

2/No podemos encargar libros. En Francia, los proveedores y transportistas siguen cerrados.

3/ La librería no puede permitirse, por una actividad mínima, pagar el salario de tres libreros y al mismo tiempo incurrir en gastos fijos e impostergables. Además, en caso de reapertura, los subsidios temporales de alquiler propuestos por el Estado también dejarían de aplicarse,.

Reinventar un lugar, basado en el contacto y el intercambio, no será fácil. La profesión de librero no consiste en recibir o enviar libros, sino que se basa en el contacto y el diálogo, que son difíciles de practicar a una distancia de un metro, detrás de una máscara y guantes.

Nos alegra que el gobierno haya tomado conciencia de la importancia social y cultural de las librerías, pero este interés inesperado también revela una falta de conocimiento del funcionamiento y la economía del oficio.

Como saben, la situación económica de las librerías independientes y, en nuestro caso, incluso de las librerías en el extranjero, es precaria y frágil incluso en tiempos normales.

Sin el apoyo estructural de las instituciones italianas y francesas -con las que tenemos relaciones económicas y políticas- de los distribuidores, pero también y sobre todo de toda la comunidad de lectores, será difícil salir de esta crisis.

Estamos trabajando en alternativas que, mientras esperamos tiempos mejores, permitirán a la librería sobrevivir y a ustedes, nuestros lectores, mantenerse en contacto con la propia librería.

Mientras tanto, activaremos un servicio telefónico. El viernes, de 10 a 18 horas, estaremos disponibles para responder sobre la disponibilidad de los títulos en la librería, para apartarlos para cuando se produzca la reapertura o incluso, si es útil, para recomendar otros. Responderemos a todas sus llamadas el viernes, pero la librería permanecerá cerrada al público.

Mientras esperamos la reapertura, por favor, cuídense. Lean sus viejos libros y lean los que, en formato digital, muchos editores están poniendo a su disposición. Seguiremos difundiéndolos a través de nuestras redes sociales.

Debemos trabajar juntos para desarrollar nuevas formas de vivir y leer, pero también para encontrarnos. Agradecemos los muchos mensajes de apoyo que estamos recibiendo y pronto también les presentaremos formas de apoyar el reinicio de la librería.

Gracias a todos y hasta pronto, Marie-Ève.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *